Skip to Content

Retenedores: Tipos e información para el tiempo posterior a la corrección dental

Hay distintos tipos de retenedores para estabilizar los dientes tras la corrección dental. Puedes encontrar toda la información sobre el tema aquí.

Un retenedor es un aparato de ortodoncia que se utiliza tras la corrección dental para mantener la posición dental conseguida.

Es una construcción de alambre fino que se adapta a los dientes y se fija a la parte posterior de los dientes o es extraíble.

Si los dientes se han corregido con alineadores, se utilizan férulas dentales invisibles como retenedores.

El retenedor desempeña un papel importante para garantizar que los dientes no vuelvan a su posición anterior después de la corrección.

¡Consigue 150 € de descuento en tu corrección dental!
Mujer sujetando un alineador y sonriendo con los pulgares hacia arriba

Reserva ahora una consulta en una clínica asociada a DrSmile cercana y averigua si el alisamiento dental con alineadores es para ti.

La cita es totalmente no vinculante y no conlleva ningún coste.

Con el código “THATSMILE150” recibirás 150 € de descuento en el tratamiento.

Importancia de un retenedor para la corrección dental

Tras una corrección dental satisfactoria con aparatos o alineadores, es importante mantener a largo plazo la posición dental recién conseguida.

Sin un retenedor, existe el riesgo de que los dientes vuelvan gradualmente a su posición original, ya que el tejido y la estructura ósea necesitan tiempo para adaptarse a la nueva posición de los dientes.

Un retenedor garantiza que los dientes se estabilicen y conserven su posición.

¿Qué tipos de retenedores existen?

Hay distintos tipos de retenedores según el tipo de corrección dental previa. Estos incluyen, entre otros:

1. retenedor extraíble

El retenedor extraíble es otra opción para mantener la posición dental conseguida.

Consiste en una placa de plástico personalizada para el paciente que cubre toda la fila de dientes o sólo una parte.

El retenedor extraíble suele llevarse por la noche y durante determinados periodos del día.

El retenedor extraíble ofrece flexibilidad y comodidad. Puede retirarse fácilmente para facilitar la higiene bucal diaria y permite al paciente realizar ciertas actividades, como comer determinados alimentos, sin restricciones.

Sin embargo, es importante llevar el retenedor extraíble con regularidad, siguiendo las instrucciones del dentista, para mantener la posición deseada de los dientes.

Si los dientes se han corregido con alineadores, se utilizan férulas dentales invisibles como retenedores.

Son similares a las férulas que ya se llevan durante el tratamiento.

Detalle de una férula dental invisible - Retenedor: Tipos e información

2. retenedor fijo

Un retenedor fijo también se conoce como retenedor lingual, ya que se sujeta a la lengua o a la superficie interna de los dientes.

Consiste en un alambre fino que se fija al interior del diente con un adhesivo especial.

El retenedor fijo es invisible para el paciente y trabaja continuamente para mantener los dientes en la posición correcta.

La función y las propiedades del retenedor fijo son impresionantes. Proporciona una fuerza de presión constante sobre los dientes e impide así que vuelvan a su posición anterior.

El retenedor fijo es muy estable y no requiere la cooperación activa del paciente.

Sin embargo, es importante mantener revisiones periódicas con el dentista para asegurarse de que el retenedor está intacto y cumple su función.

¡Consigue 150 € de descuento en tu corrección dental!
Mujer sujetando un alineador y sonriendo con los pulgares hacia arriba

Reserva ahora una consulta en una clínica asociada a DrSmile cercana y averigua si el alisamiento dental con alineadores es para ti.

La cita es totalmente no vinculante y no conlleva ningún coste.

Con el código “THATSMILE150” recibirás 150 € de descuento en el tratamiento.

¿Cuándo debe retirarse el retenedor?

La decisión de retirar un retenedor depende de la situación individual del paciente.

Por regla general, el retenedor se retira cuando el dentista determina que los dientes están suficientemente estables y la probabilidad de que vuelvan a la posición original es mínima.

Esto suele ocurrir tras un cierto periodo de uso, que puede variar según el paciente.

Procedimiento de retirada del retenedor

El procedimiento de extracción del retenedor se lleva a cabo en varios pasos para garantizar que los dientes permanezcan estables y se mantenga la posición deseada.

  • Paso 1, examen de la posición de los dientes: Antes de retirar el retenedor, el dentista realiza un examen minucioso de la posición de los dientes para asegurarse de que son lo bastante estables y de que el retenedor puede retirarse con seguridad.
  • Paso 2, retirada del retenedor: El dentista retira cuidadosamente el retenedor. Se tiene cuidado de no dañar el retenedor y de no afectar a los dientes.
  • Paso 3, control de seguimiento: Una vez retirado el retenedor, se realiza un control de seguimiento para garantizar que los dientes permanecen estables y se mantiene la posición deseada. Si es necesario, pueden tomarse otras medidas para estabilizar los dientes.
Mujer joven sonriendo al dentista

Costes de retirada del retenedor

El coste de retirar un retenedor puede depender de varios factores, como el tipo de retenedor, la complejidad del caso y la estructura de honorarios individual de la clínica dental.

Por regla general, los costes de la retirada del retenedor son moderados y muchos seguros dentales los cubren parcial o totalmente.

El coste medio de la retirada del retenedor puede variar según el lugar y la clínica dental.

Es aconsejable aclarar la cuestión del coste con el dentista antes de retirar el retenedor y hacer uso de las posibles prestaciones del seguro.

Conclusión sobre el tema de los tipos de retenciones y la información

Un retenedor desempeña un papel importante en el mantenimiento de la posición dental conseguida tras la corrección dental.

Hay distintos tipos de retenedores, como los fijos y los extraíbles.

La decisión a favor de un retenedor concreto depende de la situación y las preferencias individuales del paciente.

El retenedor se retira en varios pasos para mantener los dientes estables.

El coste de la retirada del retenedor varía según la situación individual y la clínica dental.

¡Consigue 150 € de descuento en tu corrección dental!
Mujer sujetando un alineador y sonriendo con los pulgares hacia arriba

Reserva ahora una consulta en una clínica asociada a DrSmile cercana y averigua si el alisamiento dental con alineadores es para ti.

La cita es totalmente no vinculante y no conlleva ningún coste.

Con el código “THATSMILE150” recibirás 150 € de descuento en el tratamiento.

Preguntas frecuentes sobre el tema de los tipos de retenciones e información

Aquí respondemos a algunas preguntas frecuentes sobre el tema “Tipos de retenedores e información”.

¿Cuánto tiempo tienes que llevar un retenedor?

El tiempo de uso de un retenedor puede variar según la situación individual. Por regla general, un retenedor se lleva durante un periodo de varios meses a varios años. El dentista determinará el tiempo de uso óptimo en función de la posición de los dientes y del curso del tratamiento.

¿Duele la retirada de un retenedor?

La retirada de un retenedor suele ser indolora. El dentista procederá con cuidado para minimizar las posibles molestias o dolores. En algunos casos, puedes sentir una ligera presión o molestia, pero suele remitir rápidamente.

¿Con qué frecuencia debe limpiarse el retenedor removible?

Es importante limpiar el retenedor extraíble con regularidad para mantener la higiene. Por regla general, se recomienda limpiar a fondo el retenedor al menos una vez al día con un cepillo de dientes y jabón suave. Además, pueden utilizarse pastillas o soluciones de limpieza especiales para garantizar una limpieza a fondo.

¿Se puede reutilizar un retenedor?

En la mayoría de los casos, un retenedor está hecho a medida del paciente y, por tanto, no está pensado para ser reutilizado. Sin embargo, si se cumplen ciertas condiciones y el retenedor sigue en buen estado, en algunos casos puede ser posible reutilizarlo. Sin embargo, es importante que lo hables con tu dentista.

¿Puedes quitar el retenedor tú mismo?

Se recomienda no retirar el retenedor tú mismo, ya que podrías dañar el retenedor o los dientes. El retenedor debe ser retirado por un dentista para garantizar una extracción segura y suave.

Rate this post

Sharing is caring!